13 mayo 2011

Mascarillas naturales para cutis graso

Cada persona posee un tipo de piel diferente y cada tipo de piel también implica un cuidado especial.
La piel grasa se manifiesta por el no muy agradable brillo que produce en el rostro, esto se da por la acumulación de grasa o sebo en la superficie de la piel del rostro. Además, la piel grasa favorece la aparición de granos, espinillas o puntos negros y algunos tipos de acné.

Debemos tener especial cuidado si tenemos este tipo de piel, es recomendable lavarla al menos una vez al día, ya sea en la mañana al levantarnos o antes de acostarse, y además utilizar un jabón especial en espuma o gel, porque los jabones de tocador suelen ser más abrasivos y promueven la acción de las glándulas sebáceas.
Para darle un tratamiento especial a la piel grasa del rostro te presento algunas opciones de mascarillas naturales y sencillas que puedes preparar en tu casa y aplicártelas una vez por semana.

Un producto natural que es muy útil para refrescar y suavizar la piel es el tomate. Puedes machacarlo hasta hacer una pasta y colocarlo sobre tu rostro como una mascarilla. Déjalo reposar unos 15 minutos y luego enjuaga con agua tibia, no olvides hidratar tu piel al terminar con una crema humectante.


Una razón por la que aparecen puntos negros en el rostro es que se acumula suciedad en la piel y cuando se tiene piel grasa es más factible que suceda esto. Por esta razón se debe limpiar el rostro con delicadeza y de manera especial.
Utiliza una mascarilla natural de pepino. Ralla un pepino en una taza de leche. Que se remoje y luego, con un disco de algodón, pásalo por tu rostro para eliminar suciedad e impurezas. Luego enjuaga bien con agua tibia.Puedes utilizar uvas y limón. Aplasta las uvas en un recipiente hasta extraerles todo el líquido, luego echa el jugo de un limón y una clara de huevo. Bate todo hasta que tenga la consistencia de una mascarilla homogénea. Aplícalo sobre tu rostro y deja reposar por 20 minutos. Luego enjuaga. La clara de huevo tensará tu piel, el limón la limpiará y la uvas servirán como antioxidante.
También puedes utilizar como exfoliante un limón partido por la mitad, antes de pasarlo por tu rostro, apóyalo en azúcar. El cítrico del limón y la textura granulada del azúcar te dan una limpieza profunda. Usa este método solo si tu piel es muy grasa y máximo una vez por semana, porque el limón también tienda a resecar la piel.
Prueba estas ideas y dale a tu piel grasa el tratamiento que merece, con esto también lograrás una piel más lozana y cada vez más limpia de impurezas y grasas.


webdelabelleza

0 comentarios, deja el tuyo:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario! Me interesa tu opinión

Blogger templates

Twitter Facebook Agregar a favoritos Mas