Flúor y nude: manicura y pedicura perfecta

By 8:56:00 p. m.

Como ya sabemos, las manos son nuestra carta de presentación. Llevarlas limpias y con las uñas arregladas es un requisito muy importante para que nuestra imagen luzca impecable en todo momento.
Por otro lado, nuestros pies no deben escapar a los cuidados de belleza, es imprescindible lucir unos pies bonitos, libres de durezas e hidratados. En ambos casos, elegir un color de esmalte de uñas adecuado para la ocasión y de acuerdo a las tendencias es tan importante como saber aplicarlo en nuestras uñas.

La tendencia en colores de lacas de uñas apuesta por dos tendencias, mientras por un lado la elegancia de los tonos nude (con tintes grisáceos y marrones) se apoderan de nuestras manos y pies, por otro lado también podemos sacar a relucir nuestro lado más divertido con los tonos fluor (coral, verde, azul, etc.).

Sin embargo, y por propia experiencia, cuando experimentamos con todos estos colores debemos antes que nada prodigar cuidados especiales a nuestra uñas para evitar que se quiebren o lo que es peor que aparezcan manchas, como consecuencia de los energizantes tonos que empleamos. Y también debemos conseguir un acabado uniforme para lucir el color elegido.

Proteger nuestras uñas primero
No te dejes seducir por el color si antes no cuentas con una base para uñas. Este verano compré un espectacular tono coral y no puede resistirme a aplicarlo inmediatamente, días después cuando retiré el color, ¡oh sorpresa!, las uñas de mis manos estaban manchadas…


Para que esto no suceda, debes utilizar una base de color que protega tus uñas y ayude a que el color permanezca por mucho más tiempo. Las encontrarás con beneficios adicionales de varios tipos, desde fortalecedores hasta aquellos que ayudan a blanquearlas.

Para un mejor acabado, dos capas de esmalte

Esto te asegurarás mayor resistencia frente a las rozaduras o el agua.


Primero debes aplicar una capa muy fina, sin dar muchas pasadas con el pincel y partiendo siempre desde la mitad de la uña; deja que se seque y aplica una segunda capa para obtener una buena cobertura. Estos dos pasos son muy importantes cuando se trata de colores intensos que deben tener un acabado uniforme, sin vetas.

Un toque final de brillo
Utilizar un top-coat o sellador, “blindará” el color por más tiempo. Muchos de estos productos ayudan también a conseguir un secado rápido al mismo tiempo que aportan un brillo inigualable y un acabado de manicure profesional.

fuente

Entradas relacionadas

1 comentarios, deja el tuyo

  1. A mí me encanta pintarme las uñas de diferentes colores, me divierte muchísimo! :)
    BESOS!

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario! Me interesa tu opinión