Tips para tratar el cabello graso

By 3:52:00 p. m. ,

Para muchas mujeres, tener el cabello graso es un problema serio debido a la imagen de suciedad que representa. No importa que lo hayamos lavado la noche anterior, nuestro cabello siempre luce terroso y grasoso. Pero este es un problema que puedes manejar aplicando soluciones naturales que puedes hacer en casa tu misma.


Tips

No usar agua caliente. Aunque parezca ilógico, pues la grasa se retira con agua caliente, el usarla en nuestro cuero cabelludo estimula las glándulas sebáceas empeorando la situación. Es mejor mojar el cabello con agua tibia (templada) y lavarlo como siempre, y en el enjuague final usar agua fría. Ello, además, fortalecerá tu cabello.

El cabello graso tiende a caerse con facilidad, cuando lo seques no lo frotes o tires de él; en su lugar usa dos toallas. La primera te la envuelves al pelo al terminar el baño y cuando ésta se haya humedecido demasiado, cámbiala por la segunda.

Nunca uses la secadora en posición caliente, pues ello activará las glándulas sebáceas; utiliza en potencia mínima. De preferencia no uses la secadora.

Mejorar la dieta también es necesario. Evita en lo posible los aceites saturados y los alimentos con alto contenido de almidones, pero puedes consumir aceites naturales como el de oliva en ensaladas.
*Cuando te laves el cabello, deja el shampoo más tiempo en tu pelo.

*No uses sombreros o bandas para el cabello por mucho tiempo.

*Cambia tu cepillo por un peine de dientes amplios y mantenlo limpio.

*Asimismo puedes aplicarte enjuagues naturales al cabello para ayudar a mantener a raya la grasitud. Luego de lavarte el cabello, sécatelo con la toalla y aplícate la loción a todo el cabello con suaves masajes al cuero cabelludo. Déjelo actuar por 5 minutos y aclara con abundante agua. Aquí te dejo con tres recetas de enjuagues caseros que puedes hacer en casa.

Cola de caballo: Pon en un envase de vidrio dos cucharadas de hojas secas de cola de caballo y agrégale dos tazas de agua destilada hirviendo. Déjalo reposar por 15 minutos y cuélalo. Una vez frío, guárdalo en una botellita de plástico como las de la mostaza o la mayonesa.

Limón: Mezcla el jugo de dos limones con dos tazas de agua destilada y guárdalo en un envase de vidrio o plástico para facilitarte su uso.

Menta: Haz hervir dos tazas de agua y cuando alcance ebullición agrega un puñado de hojas de menta fresca; déjalo hervir un minuto, apágalo y déjalo enfriar. Una vez colado, úsalo para dar el enjuague final a tu cabello. No lo enjuagues.


Entradas relacionadas

0 comentarios, deja el tuyo

Gracias por tu comentario! Me interesa tu opinión