No sudes la gota gorda

By 11:42:00 p. m.

Sin importar si tienes una cita especial, una importante entrevista de trabajo o simplemente quieres salir a bailar, una cosa es segura: lo último que quieres es sudar y que la gente note que estás sudada.

Aunque la transpiración es una reacción natural del cuerpo –particularmente en situaciones de mucha actividad o estrés-, es común que te sientas insegura o cohibida cuando el sudor se vuelve excesivo y visible para los demás.

La clave para controlar el sudor excesivo es conocer las áreas del cuerpo que son más propensas a sudar especialmente cuando las temperaturas son cálidas, se incrementa la actividad física, cuando entran los nervios o pasas por situaciones de mucho estrés.

Un remedio muy a la mano

No mucha gente sabe que nuestro cuerpo regula su temperatura con el sudor transpirado a través de las glándulas sudoríparas. De hecho, ¿sabías que la mayor concentración de glándulas sudoríparas se encuentra en las palmas de tus manos? Muchas veces hasta da pena saludar a alguien por miedo a tener las manos sudadas.

Para ayudar a prevenir la sensación resbaladiza causada por el sudor, te recomiendo frotar entre las manos algún polvo fino inodoro e incoloro como el bicarbonato de sodio o la fécula de maíz. Aunque esto no eliminara el problema por completo, si te ayudará a deshacerte del problema temporalmente. Otra buena idea es portar a la mano una botella pequeña de talco para que lo apliques cuando sea necesario.

Un cutis limpio, un cutis bello

La transpiración facial es sin duda uno de los problemas más molestos. Para disminuir la apariencia del sudor, es necesario tomar medidas de prevención. Una buena opción es limpiar tu cutis por las mañanas con una loción astringente, antes de aplicar el maquillaje. Esto ayuda a reducir la dilatación de los poros, al mismo tiempo que limpia las impurezas.

Para reducir el aspecto brilloso o grasoso del cutis puedes utilizar pañuelos faciales, conocidos como blotting paper en inglés, los cuales puedes llevar en tu bolso para deshacerte del problema al instante.

Levanta los brazos sin vergüenza

Quienes padecen de sudoración excesiva en las axilas tienen una realidad que puede ser vergonzosa e incluso molesta. Para controlar el sudor en la axila yo recomiendo aplicar un antiperspirante/desodorante como el Dove Clinical Protection el cual protege contra la humedad con la potencia de una fórmula médica, sin necesidad de receta. Es la única fórmula con la potencia de una fórmula médica que protege contra el mal olor y la humedad durante 24 horas y que además contiene 1/4 de humectantes Dove con aceite de girasol para aliviar y acondicionar la delicada piel de la axila.

Para obtener mejores resultados, te recomiendo aplicar el Dove Clinical Protection antes de ir a dormir; así la fórmula tiene toda la noche para funcionar mejor y crear un nivel de protección más fuerte.


La sudoración excesiva es una incómoda realidad para muchas mujeres. Aunque el sudor es el resultado de las actividades cotidianas es importante tomar medidas preventivas y soluciones que ayuden a controlar el problema oportunamente. El seguir estas tres simples recomendaciones te ayudará a mantenerte cómoda y segura todo el tiempo.

Entradas relacionadas

0 comentarios, deja el tuyo

Gracias por tu comentario! Me interesa tu opinión